lunes, 26 de septiembre de 2011

¿Es acertado prohibir las corridas de toros en Cataluña?


Aunque algunas personas quieran ver en las corridas de toros un acto cultural no son más que un acto de barbarie que nos degrada como seres humanos. Por lo tanto, aplaudo la medida y me congratulo de que el Parlamento catalán haya prohibido la lidia. Quienes se enfurecen con la medida y hablan de la belleza de la fiesta parecen ignorar el sufrimiento del toro. A estos, les vendría bien leer el espléndido artículo de González Ledesma: La memoria del llanto, publicado en este mismo periódico hace ya un tiempo; en él, el escritor deja patente la humillación y tortura a la que se somete a los animales que están en la plaza. La medida adoptada por Cataluña nada tiene que ver con el nacionalismo aunque algunos medios de comunicación así hayan querido presentarlo. Si se tratara sólo de eso, de un gesto de identidad catalana, no estarían los partidarios de la fiesta tan preocupados con la posibilidad de que la medida sea imitada en otros lugares de España.


El País: Debate sobre política.


No hay comentarios: