miércoles, 7 de septiembre de 2011

El País: Debate sobre política.

¿Considera que hay que mantener el actual modelo de inmersión lingüística en la escuela catalana?

Es una insensatez abrir el melón de las lenguas en Cataluña, ya que la paz social de que hemos gozado (digan lo que digan la Cope o Intereconomía) se va a ir al garete. Desde el inicio de la democracia, la escuela catalana optó por la inmersión lingüística (modelo reconocido internacionalmente) y por el catalán como lengua vehicular, lo que significó no separar al alumnado en razón de su lengua familiar, opción que, felizmente, llevó a la cohesión social de la que seguimos gozando 30 años más tarde. No sólo eso; también el ascensor social en Cataluña ha funcionado gracias a esa inmersión lingüística de los hijos e hijas de la inmigración andaluza, gallega… No olvidemos que en Cataluña, a diferencia de lo que ocurría en Galicia o Euskadi, el catalán era la lengua de la burguesía, que había creado sus propios colegios para responder así a la agresión franquista contra la escuela republicana y contra el catalán mismo. Por otro lado, el catalán tenía –y sigue teniendo- serias amenazas de desaparición, mientras que el castellano, no, por lo que resultaba –resulta- lógico elegirlo como lengua vehicular.


2 comentarios:

Lara dijo...

Impecable.

El silencio negro dijo...

Cuanto hay que hablar sobre ese tema.
se miente mucho, desde Madrid y desde Catalunya.