viernes, 1 de abril de 2011

Mañana, 2 de abril, Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

El autismo es una discapacidad permanente del desarrollo del sistema nervioso y funcionamiento cerebral, que afecta a la forma en que una persona interpreta todo su entorno, lo que ve, oye y toca, dificulta su comprensión, uso del lenguaje y relaciones sociales, imaginación y juego.

En lugar de hablar de autismo, debería hablarse de un Trastorno del Espectro Autista (TEA). Esto quiere decir que este espectro engloba varios trastornos como el autismo, el autismo de Rett o el síndrome de Asperger, entre otros. Las diferencias entre unos y otros son muy grandes, desde niños y niñas que no llegan a ser autónomos ni autónomas, hasta aquellos y aquellas que no sólo llegan a serlo, sino que llegan a ser brillantes, la mayoría de los cuales son los que presentan síndrome de Asperger.

Todas las personas afectadas por este trastorno tienen unas características comunes: dificultades en la relación social, dificultades para la comprensión del lenguaje metafórico y dificultades para el juego simbólico y todo aquello que sea simbólico.

El TEA está considerado como la causa de discapacidad del desarrollo con mayor crecimiento en el mundo. Su prevalencia en la población infantil ha aumentado de un caso cada 150, a uno cada 110, según el informe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los EEUU (CDC) en 2009. Los casos diagnosticados superan ya la suma de la diabetes, el cáncer y el SIDA. La tasa del autismo en todas las regiones del mundo tiene un terrible impacto en los niños y las niñas, sus familias, las comunidades y la sociedad.

El autismo no es curable, pero es tratable. Cuando un niño o una niña es diagnosticado o diagnosticada y recibe la intervención temprana, la educación apropiada y la terapia recomendada por las personas profesionales y expertas, se ha demostrado mediante estudios internacionales que pueden convertirse en miembros y miembras de la sociedad con una vida bastante o muy adaptada. Esto hace que el abordaje temprano del TEA tenga una alta rentabilidad, tanto personal como económica.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad en diciembre de 2007 el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo para poner de relieve la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de las criaturas y personas adultas que sufren este trastorno.






No hay comentarios: